Como Metal que resuena o Címbalo que retiñe

cimbalonue1Hoy en día hemos crecido en el conocimiento de nuestro señor Jesucristo, el evangelio se predica en casi todas las partes del mundo y de todas las formas, desde que Jesús estuvo en tierra hasta los años de tecnología, cibernética, clonación, descubrimientos arqueológicos relevantes, el descubrimiento del genoma humana, diferentes descubrimientos bíblicos, tecnología aplicada en las escrituras bíblicas, más revelación de las escrituras Bíblicas, inmensidad de iglesia cristianas, cantidades de hermanos congregándose, lideres con virtudes carismáticos dentro de los ministerios cristianos, etc.
Pero a pesar de todo no le hemos dado importancia al principio fundamental del evangelio de Jesucristo: “EL AMOR”, unos de los mandamientos encarecidos por el Señor Jesucristo es “Ama a tu prójimo como a ti mismo”, ejemplo grande que DIOS nos enseño al enviar a su hijo en forma de hombre para que se entregará por la raza humana y ganar la redención de las almas. Fil 2:1-11. En los tiempos de Jesús hubo situaciones que dieron prueba de la “Gracia y el Amor”, a los que eran eruditos del conocimiento bíblico, personajes intachables de su apariencia, rendían la alabanza por el conocimiento de Dios, jueces con la moral de la ley judía para juzgar la vida de los demás, etc. Mt. 23:1-35.
Eventos como aquella mujer que limpio los pies de nuestro señor con su cabello y el perfume que había derramado dentro de la casa de simón el fariseo al cual le recalco Jesús las acciones de la mujer pecadora que simón pensaba que era. Jesús le relato la parábola de los deudores y le pregunto a cual se le perdono más; simón respondió, al que tenia más pecados, entonces Jesús dijo a la mujer “Tus pecados son perdonas, Tu fe te ha salvado” Lc. 7:36-50. También el problema de la mujer adultera (¿porque no el hombre?) a la cual perseguían para apedrearla (ordenanza por la ley judía), los judíos prueban a nuestro señor y le preguntan que deben hacer, él les responde: “EL QUE ESTE LIBRE DE PEDACO SEA EL PRIMERO EN ARROJAR LA PIEDRA”, y todos se retiraron. Jesús entro en dialogo con la mujer y le dice ¿Dónde están los que te acusaban? , responde ella dudando “Ninguno señor” y su palabra de autoridad le dice: “NI YO TE CONDENO; VETE, Y NO PEQUES MAS”.Jn 8:1-11
Estos y otros pasajes como la “Mujer samaritana”; “La mujer que sana en día Sábado”,etc. son los hechos que indican la grandeza de LA GRACIA QUE POSEIA JESUS y que nos a traslado por medio de sus apóstoles en las escrituras.
Pero parase ser que hoy en nuestro tiempo estamos volviendo a los momentos religiosos y dogmáticos del pueblo de Israel; aquellos tiempos que segaron el poder apreciar el “AMOR Y PERDON DE DIOS HACIA LA RAZA HUMANA”. Hoy donde poseemos las mejores condiciones de desarrollar el evangelio a su esplendor, nos hace falta el antídoto perfecto. LA GRACIA, es decir la misericordia antes de acusar o condenar a un hermano y dejar que el enemigo lo devore, los conocedores de la palabra tenemos que aprender haber y sentir a Jesús en las almas de nuestros hermanos independiente la bandera, proceder o estatus.
Creo que hoy en día nuestras iglesias están más sometidas al sistema religioso, perdiendo el tiempo en niñerías espirituales “sabiendo que la venida del señor esta pronta”, los que anunciamos el evangelio de cristo independiente de la bandera que sea. Tenemos que reflexionar en el “AMOR DE CRISTO” y hacer tomar una nueva dirección en la conciencia de todos aquellos a los cuales les anunciamos las “Buenas nuevas de Cristo Jesús”.
Bueno esto lo redacto no para contribuir al desorden en la iglesia espiritual, si no para que entendamos que “DIOS NO AMA LA CADENA DEL PECADO, SI NO EL ALMA DEL PECADOR”.

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: