¿Parálisis Física ó Mental?

LogoABCAliciaQuiero retomar una cita bíblica que esta en Hebreos 12:12-13 “Por lo cual, levantemos las manos caídas y las rodillas paralizadas; y haced sendas derechas para vuestros pies, para que lo cojo no se salga del camino, sino que sea sanado”. La cual mencionaba  un buen amigo y hermano en una exposición muy interesante: “sobre el trabajo que nos llama hacer la palabra de Dios en su Iglesia”.

La cita la desgloso en tres partes, las cuales explicaré a continuación: La acción, el camino que debemos construir en nuestras vidas y  las correcciones de nuestras actitudes negativas.

1. Levantemos las manos caídas y las rodillas paralizadas.

La acción es un resultado de nuestra actitud (sentimiento interior que exteriorizamos de múltiples maneras) sea positiva ó negativa,  esta nos pueden llevar a paralizar toda actividad de nuestra vida espiritual, lo cual es una tragedia extrema después de afirmar que entendemos el mensaje de Dios, como lo dice en 1 Cor. 15:58 “Así que hermanos míos amados, estad firmes y constantes, creciendo en la obra del señor siempre, sabiendo que vuestro trabajo en el señor no es en vano.” La cual nos insita a que no durmamos en el trabajo, que seamos sobrios, que militemos de una forma más alerta. La iglesia de Dios no puede estar perdiendo el tiempo en enemistadas, pleitos, dogmas etc. los cuales lo que hacen es extraviarnos de la orden que recibimos: “La de presentar el evangelio aquellas almas que están muriendo”. El cuerpo se mueve donde el cerebro le indica, si el cerebro tiene información equivocada los miembros del cuerpo se mueve hacia la dirección equivocada, de igual manera sucede con la palabra de Dios si nuestra actitud es solamente oír y sentarnos, evadiendo la aplicación de la palabra seremos uno más en la iglesia y no marcaremos la diferencia en la obra de Dios.

2. La senda ó camino a seguir

Del valor que le demos a la palabra de Dios en nuestros corazones, será la calidad de nuestro actos en esta vida, si creemos que La Biblia es un libro más de lectura, entonces no es un Dios que tiene el poder de transformar vidas si no un dios más del montón y muerto. Pero para los que creemos que la palabra de Dios es vida y poder de trasformar corazones de piedra en carne. Podemos decir con seguridad que: “DIOS TIENE VIIDA”  1 Jn. 4:4 “Hijitos, vosotros sois de Dios, y los habéis vencido; porque mayor es el que está en vosotros, que el que está en el mundo”. Si el todopoderoso esta en nuestras mentes, ¿cree que no escapas de mover todo nuestro ser (espíritu, alma y cuerpo) ha una sola dirección transformadora de nuestros malos actos?.

3. Lo cojo no se salga del camino, si no que sea sanado

Dios pide que lo incorrecto, torcido o cojo de nuestros corazones, que no permite caminar bien en nuestra vida espiritual sean presentado a él para que sea sanado, dice Mt 15:18-19 “Porque lo que sale de la boca, del corazón sale; y esto contamina al hombre..” y nos invita ha que nos mantengamos dependiendo de su espíritu Mt 5:3 “Bienaventurados los pobres en espíritu, porque de ellos es el reino de los cielos”  para que no seamos vencidos por las malas actitudes de nuestro corazón y estas puedan llevarnos a una mala acción o deserción dentro de nuestra vida espiritual.

 Ahora si comprendemos y entendemos que Dios esta vivo, tiene poder y nos ha  otorgado ese poder, entonces: ¿Por qué las manos caídas, los pies inmóviles dentro de la congregación o en tu vida espiritual? , ¿Por qué adormecidos y apáticos en la obra de Dios?. Nuestra parálisis no esta en nuestros miembros físicos, si no en nuestra mente, la cual es el centro de nuestras acciones y emociones; lo cual nos lleva ha concluir que no hemos entendido la profundidad  del verdadero mensaje de reconciliación que Jesucristo nos dejo, 2 Cor. 5:18-20 “Dios estaba en Cristo reconciliando consigo al mundo, no tomándoles en cuenta a los hombres sus pecados, y nos encargó a nosotros la palabra de reconciliación”. Nuestra actitud debería  ser de  gratitud inmensa manifestada en trabajo espiritual incasable; por estar disculpados de todo mal delante de nuestro DIOS SUPREMO.

Presento la vida de Nick Vujicic, como ejemplo de limitaciones físicas pero nunca de parálisis mental. Gracias por tu testimonio NICK.  Antecedentes de su vida

 

 

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: