¿Para que una Sociedad de Jóvenes?

1. Para hacer agente multiplicadores del evangelio de jesucristo a otros jóvenes.

2. Para hacer jóvenes con una influencia positivas hacia otros jóvenes fuera de la iglesia.

3. Para presentar programas juveniles inspiradores por Dios, que suplan las necesidades Juveniles.

4. Para desarrollar en nuestros jóvenes un agudo sentido de

      responsabilidad y trabajo  en la obra de nuestro Señor Jesucristo, tanto:

       dentro como fuera de la iglesia.

5. Para dar a conocer los consejos que Dios tiene en su palabra para todos los 

     jóvenes que le buscan.  Por medio de estudios, reflexiones y predicaciones biblicas.

6. Para cultivar una nueva conciencia de sus actos hacia Dios y su prójimo.

7. Para proporcionar recreación sana y actividades sociales para los jóvenes

      de  la iglesia, ayudándoles,  a establecer la diferencia entre la verdadera 

       recreación y el mero entretenimiento.

8. Para mantener siempre viva la obra del señor Jesucristo, la actividad

     del  Espíritu Santo  y el testimonio del evangelio.

9. Para inspirar a nuestros jóvenes en la ejecución de nuevos liderazgos,  

      proyecciones,  dones, etc. en la iglesia de Jesucristo.

10. Para desarrollar la integridad, el respeto y  el servicio entre jóvenes y  la  iglesia.

11. Para que sean personas de bien,  que promuevan un cambio positivo en  nuestra sociedad.

12. Para inculcar el respeto, el amor a Dios y su prójimo.

13. Para que puedan exponer su talento y habilidades en la obra del Señor.

14. Para la integración y asociatividad de diferentes estratos sociales.

La Identidad (Parte II)

identidadEl adolescente en el grupo manifiesta sus intereses y preocupaciones sexuales (que en el seno familiar no lo hace), es decir, que hay un despertar sexual. Comienza a descubrir sus gustos, en cuanto a la música, adopta una forma de vestir, de hablar y de comunicarse con sus compañeros.

En el grupo se expresa la búsqueda de la independencia, un espacio autónomo y contención afectiva. Es donde desconstruyen identidades infantiles heredadas. Esta acción funciona como entidad intermedia entre la familia y el espacio privado.
El joven, en tanto, se ocupa un poco más de su aspecto, comprende que su vestimenta y sus actividades connotan una posición; es decir comunica intenciones y clasifica usuarios, por esto son sensibles ante el juego de miradas y se autoevalúan a través de los que eligen, portan y gustan.

 Se valoran a través de sus valoraciones y la ansiedad de identificarse los convierte en consumidores de símbolos. Son susceptibles a diversas modas. Otro aspecto importante en el proceso de identificación es el sistema de escenarios y espacios, también, los ámbitos institucionales, sobre todo aquellos que complementan a la familia y a la escuela. Para el adolescente, la calle incluye terrenos de distinción y de consumo por lo que se sienten convocados.

Se vuelven inquietos y exploradores de los lugares en donde viven y descubren las ciudades a medida que se van descubriendo a sí mismos; se buscan, se descubren y cuando se acerca la adultez, reducen el territorio. Ellos marcan el lugar, la territorialización, es el espacio donde se da cita el adolescente y los distintos grupos de pares.

Ejemplo de ello es la película “a los 13”, les dejo cortes de la película:

La Identidad (Parte I)

identidadPorque no me avergüenzo del evangelio de Cristo; porque es poder de Dios para   salvación a todo aquel que cree…” Romanos 1:16

“Porque la Escritura dice: Todo aquel que en él creyere, no será avergonzado” Romanos 10:11

Estos pasajes bíblicos me hacen reflexionar en una palabra: “Identidad”, para nuestro Señor Jesucristo, fue puesta en practica desde la edad de los 12 años. Lc. 2:39-50 “el niño crecía en gracia, espíritu y sabiduría de Dios y enseñaba en el templo las cosas de su padre celestial…”. En el monte Getsemaní, no pudo negar su identidad a pesar del dolor de muerte que había de padecer por salvar la raza humana. Mt. 14:32-41. Hasta llevarlo a muerte de cruz en la cual dijo “consumado está”. Jn 19:28-30. Jesús completo en su corto ministerio la respuesta a las preguntas ¿Quién soy?, ¿Qué soy? y ¿de donde vengo? Para que nosotros podamos presentarle de la misma manera su ministerio al mundo entero.

 Dicha palabra quiero conceptualizar y aplicarla al desarrollo juvenil de nuestro tiempos, algo que es muy urgente atender en los jóvenes de nuestras iglesias.

 La Identidad cultural es el conjunto de valores, tradiciones, símbolos, creencias y modos de comportamiento que funcionan como elemento cohesionador dentro de un grupo social y que actúan como sustrato para que los individuos que lo forman puedan fundamentar su sentimiento de pertenencia. La identidad cultural es similar a todo aquello que se pone en práctica desde que no los enseñan nuestros antepasados y lo ponemos en práctica. 

Identidad es la respuesta a las preguntas quién soy, qué soy, de dónde vengo, hacia dónde voy. Pero el concepto de identidad apunta también “a qué quiero ser”. El ojo interno de la mente crea la identidad con la información que proviene de la experiencia de un proceso que dura toda la vida.

El joven pone en marcha un proceso de identificación. Es importante aquí la pertenencia a un grupo social de pares, en los cuales se da la primera relación de éstos por lo que definen espacios y tiempos, compartiendo un universo que se conforma por lo general por miembros de la misma edad y género.

La confianza de un Amigo

00020confianzaUn día un amigo me comentaba que no sabia que hacer, yo le pregunte ¿porque?; el me dijo: tengo un problema con mi padre, deposito su confianza en mí , y me expreso su problema, el cual era muy grave pero le aconseje que se acercará a sus padres en él cual siempre encontraría una puerta abierta para el bien.
Bueno esa amistad me dejo pensado en la relación que los seres humanos tenemos para con nuestro padre celestial, que cuando cometemos alguna falta nos escondemos, nos sentimos mal, nos damos cuenta que hemos fallado pero no tenemos la suficiente confianza de acercaron  a nuestro padre celestial y expresarle en que hemos fallado. Cuando DIOS a tomado la iniciativa de “reconciliar la raza humana con él mismo” 2 Cor. 5:18-19 y también decir; “Acerquémonos, pues, confiadamente al trono de la gracia confiadamente” Heb. 4:16
Así como tenemos nuestros amigos y nos disculpan nuestras malas acciones de carácter, así también tenemos un DIOS que es nuestro mejor amigo, Jn. 15:13-14. Dice: que “Jesucristo ha entregado su vida por sus amigos (nosotros)” y también en Prov. 17:17 comenta que en “todo tiempo ama el amigo, y es como un hermano en tiempo de angustia”. El señor Jesús es el amigo que esta dispuesto a que confiemos en él, todas nuestras debilidades y ofensas, sin ninguna peda o reclamo por que de antemano él sabe que somos seres lleno de errores. El no quiere dejarnos caer en manos de un mal consejo dictado por un mal amigo.
Te invito a que el Señor Jesús sea tu confidente y sea tu mejor amigo para que puedas ser un imitador de su amistad para con la raza humana.