Como Metal que resuena o Címbalo que retiñe

cimbalonue1Hoy en día hemos crecido en el conocimiento de nuestro señor Jesucristo, el evangelio se predica en casi todas las partes del mundo y de todas las formas, desde que Jesús estuvo en tierra hasta los años de tecnología, cibernética, clonación, descubrimientos arqueológicos relevantes, el descubrimiento del genoma humana, diferentes descubrimientos bíblicos, tecnología aplicada en las escrituras bíblicas, más revelación de las escrituras Bíblicas, inmensidad de iglesia cristianas, cantidades de hermanos congregándose, lideres con virtudes carismáticos dentro de los ministerios cristianos, etc.
Pero a pesar de todo no le hemos dado importancia al principio fundamental del evangelio de Jesucristo: “EL AMOR”, unos de los mandamientos encarecidos por el Señor Jesucristo es “Ama a tu prójimo como a ti mismo”, ejemplo grande que DIOS nos enseño al enviar a su hijo en forma de hombre para que se entregará por la raza humana y ganar la redención de las almas. Fil 2:1-11. En los tiempos de Jesús hubo situaciones que dieron prueba de la “Gracia y el Amor”, a los que eran eruditos del conocimiento bíblico, personajes intachables de su apariencia, rendían la alabanza por el conocimiento de Dios, jueces con la moral de la ley judía para juzgar la vida de los demás, etc. Mt. 23:1-35.
Eventos como aquella mujer que limpio los pies de nuestro señor con su cabello y el perfume que había derramado dentro de la casa de simón el fariseo al cual le recalco Jesús las acciones de la mujer pecadora que simón pensaba que era. Jesús le relato la parábola de los deudores y le pregunto a cual se le perdono más; simón respondió, al que tenia más pecados, entonces Jesús dijo a la mujer “Tus pecados son perdonas, Tu fe te ha salvado” Lc. 7:36-50. También el problema de la mujer adultera (¿porque no el hombre?) a la cual perseguían para apedrearla (ordenanza por la ley judía), los judíos prueban a nuestro señor y le preguntan que deben hacer, él les responde: “EL QUE ESTE LIBRE DE PEDACO SEA EL PRIMERO EN ARROJAR LA PIEDRA”, y todos se retiraron. Jesús entro en dialogo con la mujer y le dice ¿Dónde están los que te acusaban? , responde ella dudando “Ninguno señor” y su palabra de autoridad le dice: “NI YO TE CONDENO; VETE, Y NO PEQUES MAS”.Jn 8:1-11
Estos y otros pasajes como la “Mujer samaritana”; “La mujer que sana en día Sábado”,etc. son los hechos que indican la grandeza de LA GRACIA QUE POSEIA JESUS y que nos a traslado por medio de sus apóstoles en las escrituras.
Pero parase ser que hoy en nuestro tiempo estamos volviendo a los momentos religiosos y dogmáticos del pueblo de Israel; aquellos tiempos que segaron el poder apreciar el “AMOR Y PERDON DE DIOS HACIA LA RAZA HUMANA”. Hoy donde poseemos las mejores condiciones de desarrollar el evangelio a su esplendor, nos hace falta el antídoto perfecto. LA GRACIA, es decir la misericordia antes de acusar o condenar a un hermano y dejar que el enemigo lo devore, los conocedores de la palabra tenemos que aprender haber y sentir a Jesús en las almas de nuestros hermanos independiente la bandera, proceder o estatus.
Creo que hoy en día nuestras iglesias están más sometidas al sistema religioso, perdiendo el tiempo en niñerías espirituales “sabiendo que la venida del señor esta pronta”, los que anunciamos el evangelio de cristo independiente de la bandera que sea. Tenemos que reflexionar en el “AMOR DE CRISTO” y hacer tomar una nueva dirección en la conciencia de todos aquellos a los cuales les anunciamos las “Buenas nuevas de Cristo Jesús”.
Bueno esto lo redacto no para contribuir al desorden en la iglesia espiritual, si no para que entendamos que “DIOS NO AMA LA CADENA DEL PECADO, SI NO EL ALMA DEL PECADOR”.

Anuncios

Creatividad

creativity
Según diccionario dice que es: La capacidad de inventar algo nuevo, de relacionar algo conocido de forma innovadora o de apartarse de los esquemas de pensamiento y conducta habituales.
En psicología, se le atribuyen los siguientes atributos: originalidad (considerar las cosas o relaciones bajo un nuevo ángulo), flexibilidad (utilizar de forma inusual pero razonable los objetos), sensibilidad (detectar problemas o relaciones hasta entonces ignoradas), fluidez (apartarse de los esquemas mentales rígidos) e inconformismo.

La creatividad fue una de las características que mas resalto Jesús en el actuar diario,  todos los días de su peregrinaje fue de poner en practica la creatividad espiritual hacia los demás, en Jn 21:4-6 “Echad la red al lado derecho de la barca y hallaréis pesca”.; Jn. 2:1-11 “Las bodas de canaán, la necesidad del buen vino”; Jn. 6:1-14 “La alimentación de los cinco mil”; la forma que dio atención al necesitado espiritual Lc.7:40-50 y al que era religioso Mt. 23:1-36. Podemos citar un sin fin de pasado bíblicos en los cuales podemos apreciar que Jesús siempre estuve aprueba su creatividad para con el pueblo de Israel.

Donde hay creatividad, hay sorpresas. Jesús manejaba lo inesperado y realizaba actos que dejaban a cualquiera con a boca abierta y que llegaban a lo más profundo del corazón. Cuando Lázaro falleció, su hermana Marta le reclamó a Jesús  por  no haber  estado  allí  para  evitar  la  tragedia.  Jesús  resucitó  a  Lázaro  y  convirtió  el  funeral  en  una  fiesta sorpresa que hizo brillar la Gloria de Dios Jn 11.38-44.                                                     

Su visión creativa le permitía ver a la gente y observar lo que otros no podían. Nombró a Simón Pedro piedra mucho antes  de que llegara a  serlo.  Le  decía  a la  gente que eran  la luz  del  mundo,  la  sal de  la tierra,etc.                                                                                                                                      

Cuado sus discípulos creían conocerle, el maestro salía con una actuación de humildad o negación propia, como: el lavarle los pies, el primero que debe ser servido, dejar lo prioritario de sus vidas por seguirlo a él y hasta los judíos esperaban que el Mesías destruyera el yugo romano pero Jesús dijo: “No lo resistáis. Y cualquiera que te obligue a ir una milla, ve con él dos” Mt. 5.41. Creían que Él entraría en Jerusalén montado en un corcel blanco, pero lo hizo sentado en un asno Mt. 21.5 y, en vez de anunciar su reino con una espada, lo hizo con el perdón en la cruz.

Su proyección real de expresar su creatividad al mencionar las verdades de su reino, “Muchas moras hay en la casa de mi padre” Jn. 14:1-3 ; “El es la  única verdad, vida y camino para llegar al padre “Jn 14:6,”Buscad primeramente el reino de Dios y su justicia y lo todas las demás cosas les serán añadidas” Mt.6:25-34

Podemos apreciar de la creatividad innata que presentaba nuestro señor Jesucristo, de sus desafíos ante el pueblo judío y sus propios seguidores. El nunca desistió por que su apoyo fue estar siempre de la mano del padre por medio del espíritu santo, esa relación tan íntima y brillante le dio a él esa creatividad para combatir los desafíos de su peregrinaje.

Hoy en la actualidad necesitamos ese tipo de relación, para que en nosotros sea innata la característica de innovar y no mirar la vida con los mismo lentes viejos que nos hacen sentir seguros y estancados sin la necesidad de arriesgarnos y enfrentarlos a los desafíos de nuestro liderazgo cristiano.

92 Tips para Lideres Juveniles

icon_tips1. Toma fotografías siempre de las actividades de tu grupo de jóvenes. Ponlos en el
    Boletín o en el mural de la iglesia.
2. Utiliza los medios de comunicación como: revistas, Internet, televisión, películas, etc
    para mantenerte actualizado de las cosas juveniles que están ocurriendo.
3. Usa Internet o correo electrónico u otro medio para envía tarjetas de cumpleaños y
     personales, notas de estímulo a cada joven. Envía tarjetas postales y propaganda con
     regularidad.
4. Utiliza de técnicas como investigaciones y cuestionarios para saber lo que los jóvenes
     piensan regularmente
5. Comparte y ten compañerismo con otros ministros y coordinadores de jóvenes,
     para compartir ideas. Esto puede proveer grandes recursos para ti.
6. Evita hacer promesas, a los papás, que no puedas cumplirles.
7. Dale a los muchachos la oportunidad de reflejar lo que han aprendido después de
     cada reunión.
8. No impongas, evita la confrontación y no seas drástico. aplica más el respeto, el
    dialogo y deja que el mismo grupo se el juez de las malas cosas..
9. Pide a los jóvenes de tu grupo que juntos hagan un álbum de todos sus fotografías
    de los eventos y artículos de todas las actividades. Esto proveerá de un buen recuerdo 
    que compartieron como grupo.
10. Si tu grupo es pequeño, trabaja junto con otros grupos en algunas cosas. Comparte
      tus recursos. Comparte costo y gastos. No temas invitar a otros grupos de jóvenes a
     alguna de tus actividades.
11. Siempre enfrenta los problemas como vengan. No esperes que se vayan por sí solos,
      nunca lo harán.
12. Aprende a escuchar. Aprende a retener tu opinión en todo, antes de tiempo, y
      escucha solamente, así podrás ser más útil.
13. Permite que los jóvenes de tu grupo escojan a un adulto cada uno, para que sea su
      padrino o socio de oración o patrocinador. Armoniza la relación joven adulto.  
14. Reúnete regularmente con tu grupo de jóvenes.
15. Periódicamente haz un alto y toma tu tiempo por una semana para ver por donde
       estás marchando.
16. Siempre llega al templo o al lugar de reunión temprano para saludar a los jóvenes y
      a sus padres conforme vayan llegando. Quédate hasta tarde para despedir a todos.
17. Desarrolla programas que reflejan las necesidades, intereses y el nivel de energía de
      la gente joven de tu grupo, no la de los adultos que trabajan con ellos.
18. Desarrolla metas realistas y buenas expectativas. No dependas de resultados
      inmediatos para determinar el éxito o la falla. La cosecha es al final del tiempo, no
      al final de tu reunión. Los resultados reales vienen más tarde. A menudo muy a la
      larga.
19. Prevé todo. Nunca uses una película que no hayas visto o invites a un conferencista
      que no hayas oído. Tus jóvenes no deben ser tratados como conejillos de indias.
20. Procura conocer a los padres de tus jóvenes. Aprende sus nombres y úsalos.
21. Encuentra caminos positivos a través de los cuales tus jóvenes se involucren en la
      vida de la iglesia no sólo en la vida del grupo juvenil. Procura que sirvan en
      comisiones o comités, que trabajen con niños, o participando en la adoración, o con
     el grupo de ancianos o diáconos de la iglesia, o en algunos eventos o reuniones.
      Evita crear tu propia estilo.
22. No tengas miedo de sonreír y reír un montón.
23. Visita a cada uno de tus jóvenes en su casa. Nota como está decorada su habitación
       y que es lo que ellos tienen a la vista. Esto te dará una buena opinión de tus jóvenes.
24. Planea al menos dos convivíos anuales. Un día en un retiro equivale a varios días de
       reunión juveniles o dentro de la iglesia..
25. Deja que los jóvenes sean jóvenes. No esperes que actúen como adultos. Si lo haces
      ellos siempre te desilusionarán.
26. Nunca canceles un evento o una reunión porque no hubo muchos jóvenes. Quizá
      tengas que adaptarte o cambiar los planes, pero no regreses a nadie a casa. Deja que
      aquellos que llegaron al evento o reunión sepan que son tan importantes como
      aquellos que no vinieron.
27. Escucha la música que tus jóvenes escuchan, de vez en cuando. Discute de la música
      en una manera positiva con tus jóvenes periódicamente.
28. Toma un curso de primeros auxilios. Anima a otros miembros de tu equipo de
      trabajo a que lo hagan también.
29. Practica la consejería. Si no te sientes seguro de ti mismo no vaciles en enviar a tus
      jóvenes con personas que lo puedan hacer.
30. Consigue libros de ideas para actividades juveniles. Nunca podrás usar todas las
     ideas, pero la próxima vez que necesites una, tendrás un buen número de donde
     escoger.
31. Muéstrate disponible. No le des a los jóvenes la impresión de que estás muy
     ocupado para ellos.
32. Cuando alguien te ayude con un juego enfrente del grupo, no hagas burla de él. Usa
      rompehielos y juegos adecuados para levantar el ánimo y edificar a los jóvenes.
33. No hagas todo tu solo, aunque tú lo puedas hacer mejor. Aprende a delegar.
34. Prevé situaciones adversas en tus programas juveniles. Siempre ten algo para
      improvisar y salir avante del problema.
35. Pídele a los adultos de tu iglesia que adopten un adolescente conociéndolo, orando
      por él, invitándolo a comer, etc. con regularidad.
36. Si tus cantos favoritos no están en un himnario, escribe la letra en acetatos o
      transparencias y proyéctalos al momento de cantarlos.
37. No descuides a los lentos de tu grupo. Préstales la misma atención que a los listos.
38. Invita al pastor de la iglesia a que asista en las actividades principales de tu grupo.
39. Enseña a tus líderes con tu propio ejemplo hacer jugadores – entrenadores en el
      ministerio.
40. Mantén informados de las actividades principales a los padres de los jóvenes. La
      falta de comunicación con los papás puede afectar seriamente el ministerio.
41. Usa parejas de adultos como patrocinadores. Da a los muchachos ejemplos de gente
      que llevan años de casados y tienen mayor experiencia.
42. Pon un meta para cada actividad y ve si la alcanzaste. Esto te dará dirección para
      todo lo que hagas.
43. Procura pescar a tus colaboradores haciendo algo bien. Dales un reconocimiento y
      un cumplido por hacer las cosas bien.
44. Asegúrate que cada reunión o actividad estén bien organizadas. Esto les hará saber a
       los jóvenes que son importantes, y reducirá los problemas de disciplina.
45. Conduce sesiones de tormenta de ideas con tus jóvenes para fomentar la creatividad.
46. Nunca uses palabras elevadas o términos religiosos, ni modismos que los jóvenes no
      puedan entender.
47. Di algo positivo a cada uno de lo jóvenes. Di algún cumplido cuando estén solos o
     en grupo, o enfrente de otros. Esto les ayudará a tener una buena autoestima.
48. Cuando tus jóvenes tengan algún defecto, como complejos, tartamudeo, sobrepeso,
     o de personalidad, nunca supongas que ya están recibiendo ayuda.
49. Cuando hables con los jóvenes, usa ilustraciones personales para mantener un
     mensaje activo. Las ideas abstractas necesitan ejemplos concretos.
50. Nunca uses materiales sin antes adaptarlos a las necesidades de tu grupo. Los
     escritores del material no conocen a tus jóvenes, tú sí.
51. No te preocupes por el crecimiento numérico. Tamaño no es igual a éxito.
52. Aprende a decir: No lo se. Los jóvenes aprenderán a escucharte mejor que cuando
      dices que todo lo sabes.
53. Evita duplicar reglas u órdenes para los consejeros, miembros del equipo y para los
       jóvenes del grupo.
54. Trata con las causas, no con los síntomas, cuando estés enseñando. En lugar de
      pelear o predicar en contra del comportamiento de una forma determinada,
      encuentra cuál es la causa del comportamiento que deseas corregir.
55. Nunca pienses que ya lo has aprendido todo, Actualízate.
56. No hagas promesas que no puedas cumplir. No hagas ofertas que no puedas llevar a
       su realización.
57. Mantén unos cuantos juegos, dinámicas, o artículos recreativos a la mano.
58. Asegúrate de tener siempre un adulto y una dama adulta trabajando en apoyo con tu
      grupo de jóvenes.
59. Exhibe películas como: Aborto, SIDA, Eutanasia, Pena de Muerte, etc. Y explícales
      el tema, si tu no puedes consigue alguna persona que lo pueda hacer.
60. Mantén un archivo en el que guardes datos de cada joven. Consigue información
      familiar y personal. Mantenla a nivel confidencial.
61. Cuando trates de mejorar la Iglesia, empieza contigo.
62. Evita aconsejar a alguien del sexo opuesto en un lugar privado. Si tienes que
       aconsejar a gente del sexo opuesto, evita rumores y mal entendidos desafortunados
       reuniéndote con esa persona en un lugar público o a la vista de los demás.
63. Ten un grupo de adultos a los cuales puedas recurrir para pedirles asesoría o apoyo.
      tu necesitas la responsabilidad y el apoyo que esto provee.
64. Nunca reveles una confidencia que un joven o sus padres te hayan compartido. No
      importa cuan bien intencionado puedas ser, el hacerlo siempre traerá resultados
      desastrosos. Hay excepciones tales como situaciones que pongan en peligro una
     vida, pero estas excepciones son raras.
65. Lleva a tus líderes a un retiro para hacer planes y para integrarlos en equipo.
66. Consigue un calendario en blanco que te permita planear las actividades de tu grupo
      al menos con un año de adelanto. Si no sabes hacia donde vas nunca llegarás.
67. No trates de entrometerte en la vida de jóvenes donde puedes no ser bienvenido.
68. Si tienes jóvenes que tocan guitarra, déjalos que toquen durante la alabanza. Esto no
     sólo edificará su confianza y habilidad para el liderazgo, sino posiblemente mejorará
     su canto.
69. Mantén como prioridad el memorizar los nombres de los jóvenes. No los podrás
     ministrar en tanto no los conozcas ni sepas sus nombres.
70. Evita disciplinar a los jóvenes enfrente de los demás. Es mejor manejar los
     problemas disciplinarios en privado y frente a frente.
71. Aprende el arte de la espontaneidad. Llama a algunos muchachos e invítalos a la
     playa contigo, o a una caminata, o a ver una película. Organiza una gran fiesta,
     pijamada o similar, en tu casa. Haz algo impredecible. Las sorpresas siempre son
     agradables.
72. No confíes en las instalaciones del campamento o de cualquier lugar que vayas a
     usar. Siempre visita el lugar antes de promoverlo o publicitarlo. Pregunta acerca de
     las facilidades, flexibilidad, costos adicionales, disponibilidad de espacio extra.
     Come allí si es posible, para probar.
73. Cuando dirijas una discusión, abstente de hacer comentarios positivos o negativos
     cuando los jóvenes estén dando sus opiniones. Permanece tan neutral como sea
     posible. Esto animará la apertura y la honestidad.
74. Aprende a decir NO. Toma tiempo para tu familia, tus intereses y tu crecimiento
      personal.
75. Reúnete, de vez en cuando, en la casa de algún miembro de la directiva para que
      ellos puedan ver, de primera mano, como está el grupo de jóvenes.
76. Monta por lo menos un drama u obra o participación a los 3 meses. Esto da a los
     jóvenes la oportunidad de usar su talento y estar a la vista del público.
77. No temas ser ejemplo para tus jóvenes. Cuando puedas, toma a un joven contigo.
     Deja que sea un testigo de tu vida, de las cosas comunes y de cada día, tales como ir
      de compras, lavar el carro, ser papá, etc. Deja que te vean como una persona real o
      de verdad (tal y como eres).
78. No trates de ser uno de los jóvenes. Si eres un adulto, se un adulto. Se tan sólo un
      adulto que ame a los jóvenes.
79. No presentes una actitud de tiranía o autoritaria en el grupo de jóvenes.
80. Si el grupo de jóvenes es numeroso divídelos según edades y define actividades
       según sus edades.
81. Armoniza la relación de joven y adultos dentro de la institución o iglesia.
82. Evalúa ha cierto tiempo tu objetivos logrados y reestructura otros.
83. No dejes que el grupo caiga en la rutina, se creativo, innova y siempre exprésalas al
      grupos.
84. Si tienes familia involucra a tu familia a trabajar por los jóvenes, pero recuerda se
      neutral.
85. Has que los jóvenes definan un nombre y logo al grupo, así se sentirán
      representados.
86. No formes prejuicios ni criterios de jóvenes que no conoces; sin conocerlos antes.
87. No presentes favoritismos por ninguno de los jóvenes, esto evitara que contribuyas a
      que algún joven diga: “Sin mi nada pueden hacer o Yo soy el mejor”.
88. Planea tu gastos y tu ingresos, efectúa actividades que puedan ayudar a que el grupo
      de jóvenes sean auto sostenibles.
89. Trata de involucrar a los jóvenes en talleres de manualidades, artesanías u otras que
       les puedan ayudar a descubrí sus a habilidades, esto según tu puedas.
90. define y publica principios y valores que puedas cumplir en el grupo de jóvenes.
91. Siempre reconoce el trabajo de los muchachos si es posible individualmente, esto
      los motivará a trabajar de mejor manera.
92. Recuerda; esfuérzate, se valiente y no desmayes que DIOS estará contigo.